Imagen relacionada con la noticia
La Ruta Botánica se encuentra dentro de un entorno paisajístico y natural, ideal para pasear y disfrutar de una naturaleza, casi salvaje, poca alterada por el hombre .Localizamos el pueblo de Bea en un estrecho valle encajado entre la Sierra de Cucalón y de Oriche, y la Sierra de Fonfría, por donde discurre el recién estrenado Río Huerva, ubicándose en su margen derecha. La verdadera importancia de este territorio radica en su vegetación y flora, más propia de alta montaña que de la provincia de Teruel, llegando a definir, por naturalistas reconocidos, esta sierra como “el Pirineo de Teruel”.
A lo largo de su recorrido, la Ruta Botánica de Bea, permite al visitante observar elementos geológicos de interés como los chevrons de la sierra de Oriche, y los conglomerados de Bea.
Así mismo ,también se pueden observar, 4 de los llamados “Arboles monumentales”, de interés especial por su enorme tamaño, belleza y avanzada edad, siendo al menos bicentenarios. Hablamos de especies de Rebollo, Carrasca y Sabina, y Chopo Cabecero, las tres especies emblemáticas de nuestra comarca.
Imagen relacionada con la noticia
Además, el trayecto de la Ruta Botánica, permitirá al caminante recorrer más de siete comunidades vegetales distintas: Bosque en galería con chopos cabeceros, sabinar, marojal, pinar avellanar y encinar.
La ruta , en gran parte de su recorrido, atraviesa masas forestales mediante antiguos senderos que utilizaban los habitantes de Bea para ir a otros pueblos, caminando o en caballería. Por estos senderos descubrimos una flora excepcional, propia de alta montaña: Prímulas, Hepáticas, Aquileñas, fresas silvestres y una gran diversidad de Orquídeas. Todas ellas son plantas protegidas y de interés botánico, dignas de ser fotografiadas.
La singularidad del Medio natural del municipio de Bea, ha sido reconocido a nivel internacional, estando clasificado como:”Lugar de Importancia Comunitaria(LIC) ES-2420120″de la sierra de Fonfría.

Fotos